Rugosidad Controlada

Background

Tratamiento que contribuye a mejorar la adherencia de un sucesivo recubrimiento del componente.

PREPARAR LAS SUPERFICIES
Dicho tratamiento genera en la superficie de un componente, un perfil artificial que, si se observa en el microscopio, presenta una sucesión de entalles y protuberancias (valles y picos). El perfil y por tanto la rugosidad obtenida, contribuye a mejorar la adherencia de un sucesivo recubrimiento del componente.
Por esta razón el cambio artificial causado por el arenado en la superficie se llama “perfil de fijación”. Cada recubrimiento requiere perfiles de fijación con características específicas. Los recubrimientos con el espesor más bajo requieren generalmente perfiles más “suaves”, mientras que en aquellos de mayor espesor también los entalles generados por el arenado son normalmente más marcados y más profundos para aumentar la adherencia. De aquí nace la exigencia de tener un tratamiento específico de “arenado controlado” que permita obtener y mantener en el tiempo los objetivos fijados.

NUESTRA RESPUESTA
Nuestras máquinas son diseñadas y fabricadas para responder con la máxima eficiencia a la elevada calidad requerida para realizar correctamente este tratamiento especial de arenado controlado. Las instalaciones dedicadas a este específico tratamiento están equipadas con sistemas de control que permiten monitorizar constantemente los parámetros fundamentales para la correcta ejecución del proceso, para garantizar la constancia y la uniformidad en el tiempo.