Background

El tratamiento de arenado que tiene el objetivo de limpiar las superficies, mejorando su aspecto.

EL TOQUE FINAL
El arenado sobre estructuras de acero existentes, por ejemplo, puede eliminar viejos recubrimientos, óxido, contaminantes. Mientras que en los aceros recién laminados elimina las escamas de laminación, los óxidos y la herrumbre. Se pueden arenar metales como el aluminio y las aleaciones derivadas (por ej. zamak), titanio, magnesio, latón, cobre y aleaciones. Además gracias al desarrollo de nuevas granallas a base de nylon, policarbonato, resinas poliuretanicas, se pueden tratar correctamente las materias plásticas como termoplásticos, termoendurecientes o elastómetros termoplásticos (TPE) y compuestos. Esto permite aplicaciones en campo aeronáutico, automovilístico y naval para quitar los recubrimientos sin utilizar tratamientos que podrían dañar la superficie.

NUESTRA RESPUESTA
El profundo conocimiento de los procesos y de los materiales nos permite diseñar máquinas ultraeficientes y específicas para garantizar resultados de altísimo nivel. En el campo de los aceros inox, por ejemplo, hemos patentado el tratamiento Inox Peen®, que confiere a las superficies tratadas un perfil de rugosidad particular que permite obtener una limpieza igual o superior a la de las superficies pulidas BA. Nuestras instalaciones, manuales y automáticas, son idóneas, utilizando los abrasivos oportunos, para la eliminación de los óxidos superficiales (residuos de procesos de temple o baños de sales por ejemplo), restableciendo las condiciones de la pieza al estado de pre tratamiento, siempre sin modificar las características morfológicas de la pieza tratada.